MARY TERE Y CESAR; EN PAZ DESCANSEN.

LUZ Y FLAMA.
RICARDO GARCÍA TREVIÑO.

EL SÁBADO POR LA MAÑANA. CERCA DEL MEDIODÍA, EL CIELO SE ABRIÓ DE PAR EN PAR, DIOS DECIDIÓ LLEVARLOS A SU CASA; SU APOSENTO, SU VERGEL.

EN UN INSTANTE Y ESA LUZ Y FLAMA   DE MARY TERE Y CÉSAR, VIAJÓ A LA BÓVEDA CELESTIAL, RECORRIO  FULGURANTE  MILES DE KILÓMETROS EN UN SEGUNDO, A SU PASO LAS ESTRELLAS SE MIRABAN Y SE  VEÍAN UNAS A OTRAS Y SE PREGUNTABAN  ¿QUIENES SON Y A DÓNDE VAN? SON CESAR Y MARY

TERE, LE CONTESTÓ UN ÁNGEL, SE LOS ACABAN DE ARRANCAR A LA TIERRA; AL MUNDO, AL ORBE.
BASTO UN SEGUNDO; UN RESPIRAR, UN DESIGNIO DE DIOS, PARA EL GOZO ETERNO, LA FELICIDAD PLENA, LA INTERMINABLE LUZ Y FLAMA DE LA ETERNIDAD.

ALEGRÍA EN EL CIELO; LLANTO EN LA TIERRA… SU GRAN AUSENCIA, SON LAS PARADOJAS DE LA VIDA.
CESAR Y MARY TERE, EN PAZ DESCANSEN.

TereyCesar

Autor

Ricardo García Treviño


Comentarios están Cerrados.