LOS “OSCAR” Y UN BURÓ POLÍTICO; ES LO MISMO.

CONVERSANDO EN DEBATE

RICARDO GARCÍA TREVIÑO

Lic. Ricardo García Treviño

Hola, te saludo con el gusto de siempre. Amo el cine, soy cinéfilo, es un entretenimiento sin fronteras, lo gozo con delicadeza, para no perder la capacidad de crítica y de asombro.
El séptimo arte, es una maravilla, una séptima maravilla del mundo a la mano de todos los espectadores, es el arte más democrático, de todos los artes, no hay quien se le compare, donde cada quien tiene su gusto; su preferencia y su juicio, el cine no puede desprenderse de ello, la censura o la alabanza, en una sola sala de exhibición, por ello el que manda es el público, no existen cintas o películas controvertidas, no hay árbitros, o jueces de banda, que nos eche a perder nuestro sentido de criticar o alabar, el cine, sí que nos pertenece a todos, por ello el título de este editorial, es el mejor para el ensayo en cuestión. EL “OSCAR” Y UN BURO POLÍTICO, ES LO MISMO, los métodos de selección son iguales y los mecanismos publicitarios, se manejan bajo los mismo esquemas, de un hombre o mujer bajo las sombras, en un santiamén a la cúspide más alta, del último resplandor del reflector.

birman

Así es la meca del cine, el “OSCAR”, “LA INESPERADA VIRTUD DE LA IGNORANCIA”, parafraseando a BIRDMAN, una película que mi yo interno; el intelectual y el espiritual, no acepta, una escenografía que no representa un arte; por el contrario; patética. Unas actuaciones, en su papel, simples. Ordinarias, comunes, nada extraordinarias. El lenguaje usado, decadente, sin finura alguna, en fin, inaceptable ganador de los “OSCAR” otorgados.
Dentro de ese tenor, se expone mi opinión respetando 100% la tuya; querido lector.
El oro entregado en estatuillas, llevó consignas, ya que en el momento en que fueron entregadas lo mostró; lo enseñó, lo reveló… “rezo porqué merezcamos, bla blá bla…” “cerremos las fronteras a las armas y a la droga…”.
Perdóname estimado lector, de estos desasosiegos, pero ¿que nos deja la película BIRDMAN?, ¿Una real realidad del cine? ¿Oh una mentira cinematográfica? ¿Un realismo o surrealismo? ¿Una mexicanidad en rebeldía? ¿A donde quieren llevar al alma del gran colectivo; del gran público, del gran censor? ¿ A dónde nos quiere llevar el sindicato de actores millonarios? y no es verdad, que BIRDMAN, es de inspiración, por favor, al arte, no le puede  encasillar dentro de un BURÓ POLÍTICO, COMO SUCEDIÓ EN LA ULTIMA ENTREGA DE LOS “OSCAR”, POR ELLO EL GALARDONADO ANDA EN CAMPAÑA POLÍTICA, PORQUÉ ESA ES LA SEÑAL QUE RECIBIO.

Comentarios están Cerrados.