EL ADIÓS DEL PADRE AMANCIO; EN EL SANTUARIO DE GUADALUPE, ALEGRÍA Y MELANCOLÍA A LA VEZ.

LUZ Y FLAMA.

RICARDO GARCÍA TREVIÑO.

EL PADRE AMANCIO OLMOS GOMEZ Y SUS DIECINUEVE AÑOS COMO RECTOR DE LA BASÍLICA DE GUADALUPE, DE LA COLONIA INDEPENDENCIA, EN MONTERREY.-TEMPLO EMBLEMÁTICO.- DONDE EL VIERNES DE LA TARDE-NOCHE SE DESPIDIÓ DE LA FELIGRESÍA PARROQUIAL, QUE EL DÍA DOMINGO EN LA MISA DE LAS TRES DE LA TARDE, DONDE EL TEMPLO LUCÍA PLETÓRICO Y A LA VEZ MELANCÓLICO, POR EL VACIÓ QUE REPRESENTA SU PARTIDA A LA CASA DE SUS ÚLTIMOS AÑOS DE SU VIDA, SE SENTÍA QUE EN EL RETABLO DE LA MISMÍSIMA VIRGEN DE GUADALUPE SE EXTRAÑABA EN LA MISA QUE SE IMPARTÍA, YA QUE SU DEVOCIÓN Y EJEMPLO DE VIDA FUE SOBRENATURAL Y EJEMPLAR.

EL PADRE AMANCIO OLMOS GÓMEZ, QUE SE ORDENÓ COMO SACERDOTE DESDE JOVEN Y OCUPÓ DIVERSO CARGOS DE RESPONSABILIDAD Y DE FORMACIÓN SACERDOTAL CUAL SU APORTE PRINCIPAL DE TODOS SUS PRINCIPALES DONES ES ESE AMOR SILENCIOSO; DISCRETO Y FIRME  DE LA EXISTENCIA DE DIOS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESUCRISTO; LA IGLESIA CATÓLICA Y LA VIRGEN MARÍA, EN SU ADVOCACIÓN DE GUADALUPE.

LOS DOMINGO POR LA MAÑANA, EN LA MISA DE LA SIETE, EL PADRE AMANCIO ABRÍA EL TOTAL DE DIEZ MISAS DOMINICALES, CUAL  DECIR  SEA DICHO,  LOS ASISTENTES QUE EN UNA BUENA CANTIDAD OCUPABAN SUS LUGARES HABITUALES, ATENTOS A CADA UNA DE SUS PALABRAS QUE DEJABAN ENSEÑANZA Y EXIGEN UNA CARIÑOSA CONGRUENCIA, NO SE DISTRAÍAN AL ESCUCHARLO Y QUE AL FINAL DE LA MISA SE ARREMOLINABAN EN EL ATRIO DE LA ENTRADA A FIN DE RECIBIR LA BENDICIÓN CON EL ROCÍO DE AGUA BENDITA QUE BIEN SE NECESITABA PARA LOS AVATARES DE LA JORNADA DE LA SEMANA Y ES QUE LA MISA IMPARTIDA POR EL PADRE AMANCIO, ERA UNA MISA ESPECIAL LLENA EN DIVINO CONTENIDO DEL ESPÍRITU SANTO; MISMO ESPÍRITU SANTO QUE LO ACOMPAÑARA EN SUS DÍAS DE RETIRO EN LA CASA QUE DIOS LE DESTINE PARA ELLO, YA QUE ASÍ ES LA VIDA DEL SACERDOTE, QUE AL FINAL DE SUS DÍAS SOLO SE QUEDA CON DIOS Y SUS AÑOS DE SERVICIO ADEMÁS DEL CÚMULO DE LO VIVIDO; EN EL VIVIR DEL PADRE AMANCIO, OCHENTA TRES AÑOS DE VIDA, QUIEN A LA VEZ  DEJA UN LEGADO LLENO DE SABIDURÍA Y DE AMOR  QUE PERDURA POR LA ENSEÑANZA EN LAS GENERACIONES DE JÓVENES SACERDOTES QUE OFRECEN SUS VIDAS A FIN DE QUE LAS PALABRAS DEL NAZARENO SE QUEDEN PARA OFRECER ESPERANZA, FE Y CARIDAD.

¡BENDITO SEA DIOS!

Comentarios están Cerrados.