LUCHA, BELLEZA Y TERNURA.

POESÍA.
RICARDO GARCÍA TREVIÑO.

 

HIJA, MI PEQUEÑA HIJA, QUE HACE QUE TE LLEVE EN MI VIENTRE,

QUE HACE QUE TE MECÍA EN MIS BRAZOS, QUE HACE DE AQUEL DÍA DE TU PRIMER PASO EN EL ANDAR DE LA VIDA, QUE HACE DE TU PRIMER SONRISA DESPUÉS DEL LLANTO, EN EL AMANECER DEL CREPÚSCULO DE AQUELLA LUCHA, LLENA DE AMOR Y TERNURA,  DEL INSTANTE DE AQUEL LUCHAR, DÓNDE  INICIE CONTIGO.

DÍAS FELICES DE TU CONTEMPLAR DIVINO, EN EL HORIZONTE DE  TU INOCENTE MIRADA, LLENA  DE AMOR MUTUO, DE LUCHA, BELLEZA Y TERNURA.

DEBO DECIRTE HIJA, MI PEQUEÑA HIJA,  AQUELLA DE TODOS MIS AMORES, QUE ALABANZAS DOY A DIOS, POR DARME LO QUE EN TI ME DIO AL INICIO DE  ESTA LUCHA, LLENA DE BELLEZA Y TERNURA.

HIJA, MI PEQUEÑA HIJA, TE AMO Y TE AMARE ETERNAMENTE, BAJO EL RESPLANDOR DE LA LUZ Y FUEGO DEL AMOR DE DIOS.
Hijs2

Autor

Ricardo García Treviño


Comentarios están Cerrados.