UNA OSCURA Y BRILLANTE QUIETUD

POEMA

RICARDO GARCÍA TREVIÑO

 

AQUELLA OSCURIDAD BRILLABA EN SU LEJANA HERMOSURA DE SU ALIENTO.

SOLO EN SU SOLEDAD LUCÍA EL LUGAR DE SU APOSENTO, CUAL AQUELLA OSCURIDAD NO CAUSABA MIEDO NI TEMOR ALGUNO CUANDO EL AMOR ERA PASIÓN PURA.

TODOS SUS AMORES DE VIEJOS TIEMPOS; CUAL EL DESTINO IMPIDIÓ FUNDIRSE EN EL CRUCE DE SUS VIDAS, DONDE AHORA SIN VERSE ESTABAN FRENTE A FRENTE, CUANDO LA CARNE NO DECIDE EL DESTINO DE UNA VIDA.

SIN VERSE SE CRUZARON SUS MIRADAS, UNO MUSITABA AL LADO DEL OTRO, QUE ERA TIEMPO DE UNIRSE EN LOS ESPACIOS DE LA OSCURA Y BRILLANTE LUZ DEL CIELO INFINITO,

SE RESPETÓ LA VOLUNTAD DE QUIEN SUS DÍAS FINALES NO HAN LLEGADO Y DONDE DIOS TIENE LA ÚLTIMA PALABRA.

UNA OSCURA Y BRILLANTE LUZ…

Comentarios están Cerrados.